martes, 21 de marzo de 2017

Marte ha tenido y volverá a tener un anillo planetario

.



Marte ha tenido y volverá a tener un anillo planetario

Actualmente solo cuatro  planetas del sistema solar  poseen anillos; Saturno, Júpiter, Urano y Neptuno, pero Marte se podría sumar como el quinto de la lista.

¿La causa?, Fobos, una de sus lunas, muestra señales de deterioro observadas por astrónomos. El  satélite de Marte de 22,2 Kilómetros, desaparecerá, aunque nunca del todo. Se han observado fracturas sobre la superficie de Fobos que creen podrían deberse a las deformaciones provocadas por las fuerzas que genera su interacción con Marte, y su interior probablemente no sea sólido, sino que podría ser una especie de bola de escombros rodeada de una capa que le da la apariencia sólida. La existencia de varias de estas fracturas con diferentes edades y en direcciones que no condicen con la teoría de un impacto, y un nuevo modelo más detallado presentado por los científicos de la Purdue University David Minton y Andrew Hesselbrock, indica que Fobos se reestructuraría en forma de anillo cíclicamente, haciendo del planeta rojo nuevamente un planeta del sistema solar que presenta este fenómeno.

Nuevos modelos  indican que los surcos en la luna Fobos de Marte podrían ser producidos por fuerzas de marea, la atracción gravitatoria mutua entre el planeta y la luna. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

Así se desprende de la teoría presentada por los científicos de la NASA de la Purdue University, Lafayette, Indiana, cuyos hallazgos fueron publicados en la revista Nature Geoscience.

David Minton y Andrew Hesselbrock desarrollaron un modelo que sugiere, que los escombros que fueron empujados al espacio por un asteroide u otro cuerpo que golpeó a Marte hace 4.300 millones de años, alternan entre convertirse en un anillo planetario y reagruparse para formar una luna.

La teoría sugiere que la gran cuenca polar norte de Marte o la cuenca de Borealis que cubre alrededor del 40 por ciento del planeta en su hemisferio norte,  fue creada por ese impacto, enviando escombros al espacio.

Imagen de la cuenca de Borealis. Credit: NASA/JPL-Caltech

“Ese gran impacto habría expulsado suficiente material de la superficie de Marte para formar un anillo”, dijo Hesselbrock.

El modelo de Hesselbrock y Minton sugiere que cuando el anillo se formó, y los escombros se alejaron lentamente del Planeta Rojo y se extendieron, progresivamente comenzaron a aglomerarse y finalmente formó una luna. Con el tiempo, la atracción gravitatoria de Marte habría llevado a esa luna hacia el planeta hasta que alcanzó el límite de Roche, la distancia dentro de la cual las fuerzas de las mareas del planeta desintegrarán un cuerpo celeste que sólo se mantiene unido por la gravedad.

Fobos se está acercando al planeta. Según el modelo, Fobos se romperá al alcanzar este límite de Roche, y se convertirá en un conjunto de anillos en aproximadamente 70 millones de años. Basándose en el límite de Roche, Minton y Hesselbrock creen queeste ciclo puede haberse repetido entre tres y siete veces durante miles de millones de años. Cada vez que una luna se rompiera y se reformara a partir del anillo resultante, su luna sucesora sería cinco veces más pequeña que la última, según el modelo, y los escombros habrían caído en el planeta rojo, posiblemente explicando los enigmáticos depósitos sedimentarios encontrados cerca del ecuador de Marte.

“Podrías haber tenido pilas kilométricas de sedimentos lunares lloviendo sobre Marte en las primeras partes de la historia del planeta, y hay enigmáticos depósitos sedimentarios en Marte sin ninguna explicación sobre cómo llegaron allí”, dijo Minton. “Y ahora es posible estudiar ese material”.

El impacto con Marte que creó la Cuenca Polar Norte llevó a la formación de Fobos hace 4.300 millones de años, pero Minton dijo que es improbable que la luna hubiera podido durar todo ese tiempo. Además, Fobos habría tenido que formarse lejos de Marte y habría tenido que atravesar la resonancia de Deimos, el exterior de las dos lunas de Marte. La resonancia ocurre cuando dos lunas ejercen la influencia gravitacional una sobre otra en una base periódica repetida, como las lunas principales de Júpiter. Al pasar por su resonancia, Fobos habría alterado la órbita de Deimos. Pero la órbita de Deimos está dentro de un grado del ecuador de Marte, lo que sugiere que Fobos no ha tenido ningún efecto en Deimos.

Secuencia de imágenes de la NASA Curiosity Mars rover muestra una de las dos lunas de Marte, Fobos, pasando directamente delante del otro, Deimos, en 2013. Crédito de la imagen: NASA / JPL-Caltech / Malin Sistemas de Ciencia Espacial / Texas A & M Univ.

“No le ha pasado mucho a la órbita de Deimos desde que se formó”, dijo Minton. “Fobos pasando por estas resonancias habría cambiadoeso “.

Minton y Hesselbrock ahora centrarán su trabajo en la dinámica del primer sistema de los anillos que formaron o los materiales que han llovido en Marte por la desintegración de lunas.

Imagen de Portada:

 Ilustración de anillos alrededor de Marte.

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.