viernes, 31 de marzo de 2017

Los humanos podrían dejar de ser la especie dominante de la Tierra en 300 años

.



El auge de la inteligencia artificial se acerca a pasos agigantados y con esto, se ha abierto un debate sobre lo que significaría para la raza humana. Quizás no se trate de un escenario apocalíptico al estilo Terminator, pero las implicaciones económicas y sociales que la implementación general de la inteligencia artificial pueden tener para la sociedad son muy reales y expertos han considerado que las computadoras pueden ser una amenaza para los humanos. Entérate en qué sentido.

No nos quedan tantos siglos para dejar de ser la especie dominante de la Tierra. ¿En qué se basan para tal afirmación?

Yuval Harari, historiador iraelí y autor del best seller “sapiens”, explora en su nuevo libro Homo Deus: a Brief History of Tomorrow (una breve historia del mañana) el futuro de la humanidad ante el surgimiento de la inteligencia artificial y la amenaza que esta puede representar a nuestra propia inteligencia y capacidad creativa.

De acuerdo con Harari, la inteligencia artificial podría representar un riesgo para la seguridad de los trabajos que actualmente desempeñan los humanos y podría empujar la especie a un estado de “inutilidad económica”.

Harari también afirmó que en 300 años, los humanos dejarán de ser la especie dominantedel planeta Tierra e incluso puso en duda nuestra existencia.

“Dado el ritmo actual del desarrollo tecnológico, es posible que nos destruyamos en alguna calamidad ecológica o nuclear. La posibilidad más probable es que vamos a utilizar la bioingeniería y el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, ya sea para actualizar a nosotros mismos en un tipo totalmente diferente de ser o para crear un tipo totalmente diferente de ser que se hará cargo. En cualquier caso, en 200 o 300 años, los seres que dominarán la Tierra serán mucho más diferentes de nosotros de lo que nosotros somos diferentes a los neandertales o a los chimpancés”, explicó.


Al ser interpelado sobre el factor de cooperación que ha permitido que los humanos prevalezcan sobre las demás especies, sostiene que aunque la capacidad de cooperación que tenemos es importantes, las máquinas de inteligencia artificial serán mucho más cooperativas que nosotros.

Para ilustrar esta idea apuntó hacia losautomóviles que se conducen solos. La gran ventaja de un coche de conducción independiente sobre un conductor humano no es sólo eso, sino que hay altas probabilidades de que sea más seguro, más barato y más eficiente que un automóvil impulsado por los seres humanos. Harari expone que la verdadera gran ventaja es que los automóviles autodirigidos pueden conectarse entre sí para formar una sola red de una manera que no se puede hacer con los conductores humanos.

Lo mismo ocurriría en otros campos, como el de la medicina, por ejemplo. Con la inteligencia artificial se superan los retos de comunicación entre cientos de médicos humanos y se tendría a la mano una única red médica que puede monitorear la salud de todo el mundo.

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.