lunes, 20 de febrero de 2017

Psicólogos Explican Porque Las Personas Inteligentes Tienen Muy Pocos Amigos

.


Es obvio que el tener amigos es una cosa necesaria para nuestra vida, y que la interacción con los demás tiene muchas ventajas para nosotros. Algunos científicos decidieron responder a la pregunta siguiente: ¿Es realmente necesario tener amigos para ser felices y estar satisfechos con la vida?

Para obtener respuestas, se realizó una encuesta a la que asistieron 15.000 personas en edades comprendidas entre los 18 y los 28 años, y que eran residentes de diferentes zonas de densidades distintas de población.

Índice de contenido

Las Tres Conclusiones Principales De La Investigación

Satoshi Kanazawa, de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres y Norman Lee, de la Universidad de Administración de Singapur,fueron los psicólogos evolutivos elegidos para dicho experimento, y después de analizar los resultados del estudio, llegaron a las siguientes conclusiones:

En primer lugar, las personas que viven en lugares densamente poblados, en general, se sienten menos felices.En segundo lugar, para sentirse feliz, la mayoría de la gente tiene que reunirse con frecuencia con sus amigos o con personas que piensan de manera similar. La comunicación es más estrecha, cuanto mayor es el nivel de felicidad.En tercer lugar, las personas con una inteligencia superior a la media de la población representan la excepción a esta regla.

Cuanto mayor sea el IQ, menor será la necesidad humana de relacionarse constantemente con los amigos.

En general, a los intelectuales no les llama la atención tener una vida con mucha actividad social, por ello suelen tener un círculo social muy limitado. El cerebro de la persona que tiene altas capacidades intelectuales funciona de manera diferente.

La persona que es inteligente, no puede ser simple, porque dentro de cada intelectual, hay un propio universo inmenso y privado.

Para las personas que tienen una inteligencia superior a la mayoría, la vida social es más superflua, y no es algo primordial. La mayoría de los grandes genios eran muy a menudo solitarios.

De hecho, hay pocas personas que entienden a estas personas y los aceptan. Las personas inteligentes les importan más abordar las cuestiones importantes que socializar.

El investigador Carol Graham, es un especialista en la economía de la felicidad, y el cree que las personas que son más inteligentes, usan la mayor parte de su tiempo tratando de lograr sus objetivos a largo plazo.

Los intelectuales se sientes satisfechos y felices cuando alcanzan las metas que se habían propuesto. El investigador que trabaja en la búsqueda de vacunas contra el cáncer  o el escritor que está creando una gran novelano tiende a interactuar con los demás.

No lo hacen, porque creen que se distraerían de su objetivo principal, influirían negativamente a su felicidad, y desequilibraría su armonía interna.

Las Razones Están En El Pasado Distante

La teoría de la sábana, dice que hay algo de nuestros antepasados que también llevamos, además de los genes, habla pues, de la memoria subconsciente. El estilo de vida de nuestros antepasados, es una influencia en nuestras vidas e influye en nuestro concepto de felicidad.

Nos sentimos felices en exactamente en las mismas situaciones y circunstancias en que las personas que vivían miles de años también se sentían felices.

Una persona que está dotada de gran inteligencia le permite no depender de otros y mantenerse enfocado en sus metas individuales. Las personas inteligentes están en armonía con ellos mismos, y sólo de vez en cuando necesitan interactuar más estrechamente con los demás.

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.