martes, 17 de enero de 2017

El caso "Linda Napolitano": Una abducción con testigos

.



De entre todos los contactos con alienígenas, las abducciones son las más misteriosas, interesantes y de las que menos información existe. Sin embargo, el caso de Linda Cortile Napolitano, una joven que fue abducida el 30 de noviembre de 1989 resulta cuanto menos esclarecedor y se ha convertido en uno de los más conocidos dentro de la investigación (‘The Brooklyn Bridge Abduction’), puesto que estuvo ampliamente documentado.

El suceso tuvo lugar a finales de 1989, pero no fue hasta 1993 cuando el caso Napolitano llamó la atención internacional después de la aparición de Linda Napolitano y Budd Hopkins (pionero en la investigación de abducciones), en el programa de televisión "Inside Edition ". El caso fue objeto de artículos en muchos periódicos como "Wall Street Journal" (1992), "Omni" (Baskin, 1992), "Paris-Match" (Marie-Thérèse de Brosses, 1992), " New York Times "(Sontag, 1992).

Ocurrió en Nueva York, y según su propio relato, la joven fue secuestrada a través de un rayo de luz en su apartamento ubicado en el Lower East Side, en el centro de dicha ciudad, muy próximo al puente de Brooklyn, ante la mirada atónita de múltiples testigos, que posteriormente narraron a Hoppkins los detalles de lo acontecido.

Todo ocurrió cuando Linda, de madrugada, se encontraba en su cama y se percató de la presencia de tres seres con forma humanoide, que la observaban desde la ventana. Curiosamente, el entonces secretario de la ONU (Javier Pérez de Cuéllar) presenció el fenómeno, puesto que en ese instante transitaba por el puente, pero fue, además, protagonista en primera persona, ya que varios testigos presenciaron como también él fue tomado por una luz cegadora que emitía un objeto que tenía asombrado a los presentes.
En su declaración, Linda aseguró que varios testigos estaban presentes en la escena, incluyendo la media docena que fueron identificados (tres de los cuales estuvieron traumatizados años varios por lo que vieron).

Según los testimonios de testigos recogidos por la policia, la luz azulada vino de una "nave extraterrestre" estacionada encima del horizonte de la ciudad, esta luz apuntando hacia el duodécimo piso de un edificio situado en el distrito de Manhattan. El rayo ha llevado a una mujer a través de la ventana cerrada de su apartamento para conducir dentro de la máquina, de cuatro siluetas acurrucado sobre sí mismas siendo visible dentro del haz de luz. Uno de ellos era Linda Napolitano.



Uno de los testigos que estaban en el puente de Brooklyn aquella noche, dijo que la iluminación y el motor de su coche se habían detenido súbitamente. En el espejo, podía ver las luces de todos los vehículos presentes les ocurrió lo mismo. La iluminación del puente se apagó y todo se volvió oscuro. El rayo de luz cambió de forma, a partir de un óvalo alargado a una ronda perfecta. Se colocó en un edificio cercano, y luego descendió a la carretera; barrió la parte delantera, por lo que el testigo pudo ver dos puertas de unos 5 metros de altura. Estas fueron las dos puertas deledificio de  calle Cherry, único acceso con vistas al patio interior del edificio. El haz de luz se paseó a lo largo del edificio central, se dirigió hasta antes de detenerse a la altura de las plantas, que ilumina la parte inferior de una ventana doble. Poco a poco, el rayo blanco-verde se ha volvió más intenso. El testigo miró en su espejo retrovisor cuando el cielo se iluminó de repente, mientras que una docena de personas estaban fuera de sus vehículos atascados. El relámpago iluminó las siluetas y el puente. Algunas personas comenzaron a gritar y llorar, mientras que otros se sorprendieron. Cuando el testigo volvió a mirar el edificio, la radio le recordaba a un punto de una fuente situada por encima de la construcción y la iluminación con una luz en tonos azules. En el medio, cuatro objetos "esféricos" ​​aparecierón, alineados y posicionados como la punta de una flecha, que ascienden a la fuente de esta luz. Estas "bolas" se abrían como flores, y el testigo pudieron ver en el rango azul, como tres criaturas grises de traje negro, la posición triangular, con, en el medio, una mujer con un camisón blanco y largo pelo negro que da la impresión de ser elaborado. Los presentes han regresado a sus vehículos, poner en marcha el motor y continuó su camino como si nada hubiera sucedido. (Testimonios extraidos del articulo: "The Manhattan day still standing An account of a true witness of the kidnappings south of the street abductons.", Por Yancy Spence.) Otro de los testigos, que vio la escena desde su ventana, evocó algo "sobrenatural". Su primer pensamiento fue que era una prueba de láser realizado por un barco perteneciente a la Brooklyn Navy Yard. Pero la luz azul no procedía desde el East River.  
El secretario de la ONU siempre negó el caso.

Budd Hopkins ha dedicado un libro a este caso: "Witnessed: The True Story of the Brooklyn Bridge UFO Abductions", en 1996.

Según nos explica en el libro, Pérez de Cuéllar, Secretario General de las Naciones Unidas, y sus dos guardaespaldas fueron télétransportados a pocos kilómetros de distancia, en una playa de Long Island, donde vieron a una mujer  acoplarse con los extraterrestres, en una especie de rituales de iniciación. Por suerte, Hopkins trató el asunto con la suficiente seriedad como para creer que Linda Napolitando fue realmente abducida.




Según contó Linda Napolitano (y que nunca admitió Pérez de Cuellar, aunque parece que mostró evidencias de que fue real, regalando a la hija de Linda una escafandra con su firma, lo que vincula a ambas personas sin aparente relación) fue trasladada al interior de una nave, donde entre otras personas, estaba el citado diplomático de las Naciones Unidas. Los humanoides les habló del daño ecológico que estaban causando al planeta, incluso uno de ellos llevaba en la mano un pescado que mostraron de ejemplo.

Sus declaraciones fueron clave, aunque también alimentó la sospecha de los más incrédulos, el hecho de que sólo recordara algunos fragmentos. Gracias a la ardua labor llevada a cabo por el reputado Hoppkins, el caso tomó más cuerpo, al entrevistarse con más testigos y utilizar con éxito la hipnosis regresiva para aportar más datos al acontecimiento.

La clave para que el caso tomara un gran interés, no sólo fue el hecho de que existieron varios testigos que se ofrecieron a aportar su visión, sino que estuviera implicado un diplomático de tal calibre. Parece que su experiencia como abducido es esencial. Por una parte, para conseguir un testimonio que aportase aún más verosimilitud, a la par que mayor relevancia pública. Pero, por otra parte, los intereses políticos no permitirían que Javier Pérez de Cuéllar formara parte protagonista del caso. Hubiese sido elevar el tema de la abducción alienígena a un nivel extraordinario.

Lo más destacado de este caso es que se cuente con varios testigos que apoyaron el testimonio de Linda y que alentaron a Hopkins a conseguir convencer a la comunidad científica de que se trataba de un caso inaudito, pero completamente real. Y a pesar de que ha contado con detractores, lo cierto es que fue apoyado por otros muchos, de reputación solvente, lo cual hace alentador que la abducción de Linda Napolitano fue verídica. Hoy día, es la mejor documentada gracias al libro de Hopkins, y que de sus páginas ser deduce que algo realmente insólito ocurrió y que la abducción fue evidente.


Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.