jueves, 1 de diciembre de 2016

Misterios de los polos , Que esconden los Polos

.

Misterios de los polos

Que esconden los Polos
Polo norte

El capitán de primer rango Vladimir Prikhodko, director de una organización de investigación pública para estudios submarinos, noto que Rusia, Estados Unidos y China están gastando miles de millones en el espacio, cuando tal vez deban gastar el dinero aquí… abajo en las profundidades del mar, bajo los brillantes casquetes polares, teñida de azul, donde, dice, máquinas extraterrestres gigantescas se esconden.

 

Durante décadas el ejército Ruso ha rastreado a los OVNIs y extraterrestres yendo y viniendo desde la parte superior e inferior del mundo. Las bases que hacen alarde las potencias mundiales y la tecnología y maquinarias utilizadas con las que cuentan son a veces poco menos que mágica.

 

El capitán Prikhodko relata el asombroso caso del Dr. Rubens Dzh.Villela, un famoso explorador del ártico quien, junto con un oficial de guardia y un timonel experimentado fueron testigos de la partida de un objeto plateado con dirección hacia el cielo desde el fondo del mar cubierto por hielo.

 

Los hombres navegaban a bordo de un enorme rompehielos ruso durante una operación naval llamada Deep Freeze, que emprendió un intenso ejercicio naval en la región polar Norte.

 

De acuerdo con el testimonio posterior en una audiencia oficial, el Dr. Dzh.Villela y los dos tripulantes en cubierta junto con él se sobresaltaron debido al objeto que apareció desde debajo del hielo.

 

…Algo salió del agua que agrieto el solido hielo de unos tres metros de ancho, y una enorme objeto plateado desapareció en el cielo. Enormes bloques de hielo, fueron levantados en el aire a decenas de metros de altura, el estruendo golpeó en los montículos de hielo y el agua formó enormes burbujas. De él se levantó vapor. Esto parece indicar un potencial de energía gigantesca que acababa de ser liberado.”

Lla Antártida también tiene su presencia extraterrestre. En 1997, afirma Prikhodko, “la depresión de Belingsgauzen junto a la zona de la Antártida fue examinada por el ejército australiano. A una profundidad de seis kilómetros [su] cámara capturó objetos ovalados, emitiendo una luz interna intensa.”

 

“La película fue examinada por expertos de la Royal Institute of Oceanology. La conclusión fue inequívoca: estas estructuras sólo pueden ser de origen artificial. “

Marina Rusa rastrea platillos sumergidos

Polo norte

Datos de OVNIs de la naval rusa presentados por ex capitán de la USSR Vladimir Azhazha y ex vicepresidente y jefe de la sección de exploración de la Comisión Oceanográfica de la Academia de Ciencias afirma que aproximadamente “50 por ciento de los encuentros con OVNIs están conectados con los océanos. 15 por ciento, con lagos. Así que los OVNIs tienden explícitamente al elemento agua. Por lo tanto la recopilación de datos de la naval sobre OVNIs es de especial valor.”

El capitán Prikhodko agrega que durante otro ejercicio naval ruso, “el informe de acústica — sonar — puso a los oficiales en un callejón sin salida. Debido a que el objeto no identificado, el dispositivo medido, estubiera bajo el agua moviéndose a una velocidad de 150 nudos! Unos 280 kilómetros por hora! Esto no puede ser, porque el moderno submarino sumergido no puede alcanzar velocidades superiores a 45 nudos.

“El oficial de vigilancia inmediatamente informó al capitán, quien, a su vez, contactó inmediatamente con una nave de comando. Imagínense su sorpresa cuando se enteró de que, todas las demás naves, casi próximas entre si, informaron al portaaviones lo mismo.”

Los misterios en las profundidades de los océanos son tan grandes como en el espacio ultraterrestre, El capitán Prikhodko dijo. “El problema es, la humanidad se precipita hacia arriba con gran interés y no es demasiado intenso hacia abajo.” Tal vez esto es un gran error, dijo tristemente.

Los Nazis y EE.UU en los Polos

Hitler en los polos

Una de las tantas historias conspiranoicas que abundan en la web, es aquella que dice que el poderío militar nazi no se extinguió del todo una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, sino que se  mantuvieron escondidos en bases secretas construidas en la Antártida. Quienes creen en esta idea aseguran que Estados Unidos envió una operación militar relámpago al continente blanco para acabar con el último bastión del Tercer Reich.

 

De acuerdo a algunos blogs de enigmas, el interrogatorio realizado por los aliados a los tripulantes de los buques alemanes U-530 y U-977, en 1945, reveló que los germanos habían desarrollado enormes complejos subterráneos en la Antártica para la fabricación de aeronaves y otras armas de avanzada tecnología.

 

Dos años más tarde, los norteamericanos habrían impulsado un gran plan para dar caza a los fugitivos. Se le llamó “Operación Highjump” (Salto de altura), aunque oficialmente este proyecto figura como la mayor exploración científico-militar de los territorios antárticos que fundó los cimientos para bases internacionales.

 

Highjump contó con el liderazgo del almirante Richard Byrd y una tripulación de más de 4.700 hombres, con 33 aeronaves, en 13 barcos incluyendo el rompehielos guardacostas Northwind, un portaaviones (USS Philippine Sea) y un submarino (USS Sennet).

 

En un principio, se había estimado que la duración del proyecto de buscar zonas aptas para edificar bases científicas, sería de 8 meses, pero lo curioso es que todo terminó a las 8 semanas de iniciada la expedición. Algunos conspiracionistas sostienen que los campamentos fueron atacados por  un poderoso y desconocido enemigo que los obligó a devolverse a casa mucho antes de lo previsto.

 

Posteriormente, ya de regreso en Washington, el almirante Byrd fue citado por una comisión investigadora del Senado estadounidense. En dicha oportunidad manifestó que “en el transcurso de otra guerra, América puede ser atacada por un enemigo que tenga la habilidad de volar de polo a polo a increíble velocidad”. ¿A qué se refería exactamente?

Polo norte 18 Mayo 1987

Richard Evelyn Byrd

Richard Evelyn Byrd

Richard Evelyn Byrd

La expedición de Byrd de 1928 al Polo Sur fue cuidadosamente preparada y provista de grandes medios. El campamento base, en la punta norte de la isla Roosevelt, en el mar de Ross, contaba con laboratorios, talleres, almacenes, una estación de radio y un hospital. En esta base, llamada "Little America", vivieron 14 meses 42 hombres. De allí partió Byrd en avión para dar la vuelta al Polo Sur que sobrevoló el 29 de noviembre de 1929. Su piloto en ese vuelo fue Bernt Balchen. El descubrió la tierra que se llama Mary Byrd Land e importantes cadenas montañosas y exploró la tierra de Eduardo VII.

Dando pruebas de gran valor, pasó el invierno de 1934 solo en una cabaña a casi 200 km de Little America, con objeto de obtener datos científicos.

Espoleado por los éxitos obtenidos, Byrd organizó otras tres expediciones entre 1939 y 1955, en las que se sirvió, además, de aviones, de helicópteros y submarinos, permitiendo conocer cada vez mejor la Antártida y estableciendo su continentalidad.

Organizó la Operación Highjump, cuya denominación oficial era The United States Navy Antarctic Developments Program, 1946-47 o Programa de Desarrollos Antárticos de la Armada de los Estados Unidos. Se trataba de una serie de maniobras militares que tenían por objeto probar equipos militares y tropa en condiciones antárticas. Estas maniobras tendrían continuidad con la Operación Windmill (1947-1948) y la Operación Deep Freeze (1955-1956).

Murió el 11 de marzo de 1957 en Boston, mientras dormía. Estaba preparando otra expedición con objeto del Año Geofísico Internacional 1957-58.

Autores han especulado sobre la figura de Byrd, relacionándole con la teoría de la Tierra Hueca. Afirman que en uno de sus vuelos descubrió una entrada a dicho mundo intraterrestre. El hallazgo no habría salido a la luz porque el ejército de EE. UU. habría acallado a Byrd, aunque las declaraciones del aviador sobre sus exploraciones ofrecerían pistas, siempre según estos autores, aunque Byrd dijo que todo lo que escribió en su diario fue totalmente real. Tras décadas de exploraciones aéreas y terrestres, innumerables exposiciones fotografías satelitales de muy diferentes naciones, con muy diferentes intereses en la región,no se han encontrado indicios de que dicha teoria sea cierta.

Byrd en el polo norte

Base de Byrd

Misiones secretas

Base EE.UU en polo norte

El grupo principal, de reconocimiento aéreo magnético y fotográfico, opera desde una pista continental construida para lanzar aviones del tipo DC3 adaptados para vuelos de largo alcance de relevamiento aerofotográfico. A fines de este año son relevadas la mayoría de las costas y áreas linderas del sector.

El despegue de aviones bimotores tipo DC4 desde el portaviones exige de soluciones inéditas, durante la campaña se utilizan con éxito dispositivos denominados JATO como cohetes de empuje en el tren de aterrizaje para forzar lograr despegues en distancias inusualmente cortas.

Los vastos recursos aéreos desplegados en la operación permiten un relevamiento en tan solo dos semanas de mas de 500.000 km2 a través de la toma de 70.000 aerofotografías.

La exploración incluye un reconocimiento detenido del área de los sorprendentes 'valles secos' cercanos a la barrera de hielos de Ross, en rigor descubiertos originariamente por Robert Scott en 1903.

El 19 de febrero de 1947 el propio Byrd vuela una vez mas hacia el Polo sur y mas allá llegando a "nuevas tierras desconocidas".

Su críptico y singular testimonio sobre esta misión, que en forma fragmentaria reproduce la prensa, es inicialmente soslayado, aunque seguirá alimentando una suerte de leyenda sobre enigmas existentes en las latitudes polares, lo que sumado a la inaccesibilidad relativa a los mismos por parte de fuentes no militares o científicas los hará perdurar.

Los resultados de la exploración al fin de la campaña, que será reiniciada un año más tarde, servirán para imponer la presencia de EE.UU. en una región potencialmente conflictiva debido a reivindicaciones territoriales de varios países.

La misión esencialmente militar ha desestimado la participación de observadores extranjeros y ha contado con el concurso de un limitado número de científicos especializados, lo cual destaca su carácter prioritariamente militar.

La magnitud del esfuerzo aeronaval sumado a trascendidos sobre algunos de los verdaderos objetivos de la misión, serán motivo de especulación aun décadas más tarde sobre sus verdaderos fines.

Una de las historias psedocientíficas más “divertidas” que corren por Internet es esa que afirma que la Tierra está hueca (sí, como lo lees) y que en los polos hay unos agujeros por los que se accede a su interior. Allí parece ser que hay un rico submundo que las autoridades quieren ocultar.

En los últimos días Estados Unidos hadesclasificado las imágenes secretas del Ártico, que por motivo militares ha ocultado a los científicos y al resto de los habitantes del planeta.

Tal y como informa ABC, durante toda una década, una batería de satélites espía del gobierno norteamericano ha venido cumpliendo una misión muy especial: obtener imágenes en altísima resolución de los dos polos terrestres. El material, clasificado como secreto, sólo ha podido hasta ahora ser visto y utilizado por un pequeño y selecto grupo de científicos del Servicio Geológico norteamericano, y eso sólo tras la firma de un acuerdo de confidencialidad que les prohibía expresamente sacar a la luz las imágenes.

Ayer, sin embargo, y a las pocas horas de que un comité de la Academia Nacional de Cienciasrecomendara su publicación, el departamento de Interior estadounidense decidió desclasificar más de mil imágenes del Ártico con el objeto de “ayudar a los científicos a estudiar el impacto del cambio climático”.

Las nuevas fotografías suponen una “impresionante mejora” en la calidad y en el detalle de lo que se puede ver en ellas. Baste con señalar que la resolución estándar de las imágenes del programa Landsat (con el que trabajan la mayor parte de los científicos que estudian el Ártico) es de 15 metros, mientras que el material desclasificado alcanza resoluciones de un metro.

La mayor partte de las imágenes (tomadas de forma continuada durante casi una década) muestran detalles de seis emplazamientos diferentes del océano Artico. Con esa información en las manos, la comunidad científica podrá a partir de ahora realizar modelos mucho más detallados sobre el estado de salud de los hielos polares y el ritmo al que se están fundiendo como consecuencia del cambio climático.

“Estoy frasncamente impresionado”, afirma Thorsten Markus, uno de los autores del informe de la Asciación Nacional de Ciencias que pidió al gobierno la desclasificación del material secreto. “Normalmente, haces una recomendación y no pasa nada durante meses. Lo de esta vez es realmente raro”.

Base

Misteriso objeto polo norte


Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.