viernes, 23 de diciembre de 2016

La espada de Goujian, ó la Excalibur oriental

.


En el año 1965 una expedición arqueológica encontró en la región china de Hubei, cincuenta tumbas del período de las Primaveras y Otoños (años 722 al 481 a.C.). En una de las tumbas, junto a los restos de huesos de un hombre, se halló una antigua espada con la particularidad de que su cuerpo y su filo no habían sido deteriorados a pesar de haber estado más de dos mil años bajo tierra. Diversos especialistas en historia china la apodaron la Espada de Goujian.

La espada, que hoy en día se encuentra en el Museo Provincial de Hubei, estaba cuidadosamente resguardada dentro de una caja de madera laqueada, y prácticamente hermética. Pesa 875 gramos y mide 55,6 cm de largo. Su filo está manufacturado con una aleación de estaño y cobre, decorada con cristales azul turquesa y cubierto de milenarios ideogramas.

Tras el sorprendente descubrimiento varios especialistas en idioma chino tradicional analizaron las inscripciones de la espada y tradujeron sus símbolos. Los estudios concluyeron que la espada fue forjada por el rey Goujian (años 496 al 465 a.C.)

 

 

Lo que permitió que la espada de Goujian se conservara tan bien después de tantos años enterrada, es posiblemente la composición de los metales con que la fue realizada. El arma está elaborada según una milenaria tradición de herreros chinos. Un aura mitológica y misteriosa envuelve al objeto, comparable en el imaginario oriental a la famosa espada de Excalibur que habría pertenecido al conocido Rey Arturo.

 

 

 

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.