viernes, 9 de diciembre de 2016

El Efecto SLI, ¿existen los humanos eléctricos?

.



¿Has notado que, mientras pasas junto a las luces públicas, en la calle, estas no se comportan de una manera normal.....? ¿O que los aparatos electrónicos enloquecen, de vez en cuando, cuando pasas junto a ellos?.

No te preocupes, no eres el único que que suceden estos casos. Aunque carecen de una explicación racional, se engloban dentro de lo que se ha bautizado como Efecto SLI (Street Light Interference), un fenómeno conocido en España como «interferencia en el alumbrado público» o los vulgarmente llamados "apagafarolas".

Miles de personas alrededor del mundo afirman que, en ocasiones, parecen tener influencia sobre los aparatos eléctricos a su alrededor, ya sea haciendo que sufran pequeños mal funcionamientos, que se dañen en un plazo mucho más corto del estipulado o que dejen de funcionar del todo.

Las personas que aseguran sufrir el “efecto Sli” son conocidas como Sliders, término acuñado por la investigadora paranormal Hillary Evans. Sin embargo, normalmente estas personas afirman que carecen de cualquier tipo de control sobre estas habilidades y, por lo tanto, no saben realmente de qué se trata lo que les sucede. Esta falta de control también ha dificultado la toma de muestras científicas, pues nada garantiza que el fenómeno se repetirá cuando desee estudiarse. Sin embargo, los llamados Sliders afirman que se repite, y muy a menudo.

De acuerdo con las personas que sufren de esta “condición”, por llamarla de alguna manera, no importa si se mueven a pie o en algún tipo de vehículo, el efecto es el mismo, y no incide solo en los aparatos más complejos, los relojes también se ven afectados. Algunos han detectado patrones: por ejemplo, estos sucesos ocurren únicamente en la noche, o a alguna hora determinada.

Hasta el momento, nadie ha podido explicar satisfactoriamente a qué se debe este fenómeno. Los científicos más escépticos afirman que se trata de una ilusión y que realmente no sucede nada por fuera de lo ordinario. Algunos, más abiertos a nuevas posibilidades, afirman que la electricidad estática del cuerpo podría causar el fenómeno. Pero, ¿cómo se carga eléctricamente un cuerpo humano?




La respuesta a esta pregunta aún está por resolverse. Algunos teorizan que podría deberse a actividades musculares por fuera de lo ordinario, otros, que tiene que ver con composiciones diferentes en algunos grupos proteicos. En general, es mucho lo que se ha especulado y poco lo que se ha concluido sobre este tema.

Según una investigación de la Universidad de Princeton sugirió que el subconsciente puede de hecho afectar los dispositivos electrónicos. Ciertas personas son capaces de influir en el campo electromagnético de un equiposuperando las estadísticas de la simple casualidad. Esta investigación u otras investigaciones que se realizan en laboratorios de todo el mundo están comenzando a revelar, en términos científicos, la realidad de los fenómenos paranormales como la percepción extrasensorial, telequinesis o el fenómeno de interferencia en el alumbrado público. Aunque el efecto “SLI”no es una concidencia, algunas personas han informado que en ciertas ocasiones se han encentrado en un estado emocional extremo. Un estado de ira o el estrés es a menudo citado como una posible “causa”.

La explicación escéptica a este fenómeno es el fallo de las luces de la calle, conocido como“ciclo de vida”. Según los expertos, las bombillas de sodio o las bombillas de mercurio poseen sistemas de seguridad que regulan la temperatura que la luz puede alcanzar. El sistema de interrupción del suministro eléctrico hace que estas farolas se queden sin luz durante unos minutos, hasta que la temperatura baja y un nuevo impulso de tensión vuelve a encenderlas. Los escépticos argumentan que todo esto sumado a la sugestión del individuo son los causantes de este fenómeno. Pero según la investigadora Hilary Evans desmonta todas las teorías propuesta por los escépticos:

“Necesariamente no tienen que ser luces de la calle, ya que tenemos informes de personas que también han experimentado fenómenos parecidos en ordenadores, las máquinas registradoras de los supermercados, etc…Sin embargo, hay buenas razones para pensar que las luces de la calle son especialmente sensibles en comparación con otros tipos de equipos, esto podría ser debido a que operan cerca del nivel crítico o bien porque no estan equipadas con una protección sustancial”.

Las personas responden a este misterioso fenómeno con asombro, fascinación, incredulidad o incluso con alivio al saber que también les pasa a los demás así como a sí mismos. El fenómeno de interferencia en el alumbrado público puede aparecer de muchas formas diferentes siendo la reacción en las personas diferentes entre sí. Aunque los más escépticos vean con incredulidad este fenómeno los que hemos experimentado este fenómeno o tenemos una persona cercana conviviendo con el “SLI” sabemos que se trata de toda una realidad y no de una simple casualidad.

De acuerdo con varios estudios, se ha determinado que el ser humano solo utiliza el 10% de su capacidad cerebral, y han asegurado que el cuerpo crea magnetismo y atracción a las ondas que generan los aparatos eléctricos.

Los investigadores opinan que gracias a los impulsos se logran cambios en el cuerpo, y este fenómeno también es considerado como una habilidad.

Este fenómeno se ejemplifica por ejemplo en el caso de Yolanda M en su testimonio para la resvista Año Cero: «El reloj se me para varias veces, y no sólo a mi, sino también a otras personas que están conmigo, en especial a mi compañero. Lo curioso es que esto siempre sucede por la noche».

Famoso es el caso de una secretaria colombiana que provocó un incendio en un almacén de disolventes al producir una chispa sólo por tocar una estantería metálica. Según se supo, iba vestida con una blusa de nilon y zapatos de tacón.



Según fuentes del Laboratorio de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Cataluña, «la humedad del aire funciona como un conductor que favorece la fuga de tensiones; si el ambiente es seco, el cuerpo no libera su energía y se recarga». Es decir, que los mencionados «calambres» son más comunes cuando el ambiente es húmedo. Esto es muy importante, ya que aproximadamente un veinticinco por ciento de los sliders reflejan en los cuestionarios que es en un ambiente fresco y húmedo cuando tiene lugar el fenómeno. A esta misma conclusión también llegó mundooculto.es y Hilary Evans, de la Asociación para el Estudio Científico de los Fenómenos Anómalos (ASSAP), después de su estudio pionero sobre el Efecto SLI. Además, según los expertos en descargas eléctricas, cuando el cuerpo se recarga de energía, ésta puede ser liberada en forma de calambres, con erizamiento del cabello, sensación de cansancio y dolor de cabeza.

Curiosamente, algunas personas relacionan el dolor de cabeza con la experiencia SLI. Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿podría estar la clave del Efecto SLI en la electricidad estática del cuerpo?.

Por el momento no se puede ofrecer una respuesta concluyente, pero es obvio que, al menos, puede existir algún tipo de relación...

           

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.