viernes, 25 de noviembre de 2016

ENCUENTRO CERCANO DEL TERCER TIPO EN ICA (TESTIMONIO DEL PALEONTÓLOGO KLAUS HÖNNINGER)

.

ENCUENTRO CERCANO DEL TERCER TIPO EN ICA (TESTIMONIO DEL PALEONTÓLOGO KLAUS HÖNNINGER)

Fotos: Capturas del programa Cuarto Milenio.


El interesante testimonio del paleontólogo, Klaus Hönninger, sobre el avistamiento de un objeto volador no identificado y  del encuentro que tuvo con seres de origen no terrestre, en el desierto de Ica, en Perú, en el 2011.

EL EXTRAÑO OBJETO DETRÁS DE LA LOMA

El profesor universitario, ingeniero informático y paleontólogo, Klaus Hönninger, se encontraba una noche con un grupo de científicos, acampando alrededor de una fogata debajo de un cielo limpio, cuando de pronto, a eso de las 10 pm, el grupo vio a unos 300 metros de donde se encontraban, en una loma subió una luz. Según Hönninger, este objeto era largo, de aproximadamente 100 metros de longitud.

La luz, cuenta Hönninger se quedó estática sobre la loma, sin embargo, lo que más les llamó la atención es que a ambos lados de aquella inmensa luz, comenzaron a salir, pequeñas luces como “bolas luminosas”, que según pudo contar el paleontólogo fueron unas catorce.

“Empezaron a salir a diferentes direcciones a muy altas velocidades”, contó Hönninger al programa Cuarto Milenio.

Luego de ver el desprendimiento de estas luces, Hönninger relata que una de ellas se acercó a unos 50 metros de donde estaba el grupo. Esta luz bajó, y se acercó a ellos iluminando el suelo del desierto como si estuvieran buscando algo.

“Al cabo de unos minutos más esas bolas luminosas empiezan a reagruparse todas y de diferentes direcciones regresan a ese objeto luminoso que estaba encima de esta montaña y vemos que empieza a bajar muy sutilmente hasta desaparecer detrás de la loma”, comentó Hönninger.

EL ENCUENTRO CON DOS SERES

Luego de esto, el testigo se percata de la presencia de dos seres, que según el testigo no eran humanos.

“Tenían la cabeza larga, era una cabeza redonda que terminaba un poco en punta, eran delgados  de brazos muy largos que le llegaban casi a las rodillas, yo calculo que habrían tenido alrededor de unos 2.20 metros a 2.30 metros de altura”, aseguró.

Cuenta Hönninger que en ese momento sintió emoción de estar frente a esas criaturas sin embargo, su esposa, quien formaba también parte del grupo se asustó y tuvo un ataque de nervios pensando que los seres se acercaban a ellos.

“En ese momento frenan, se miran, es algo claro que yo recuerdo porque yo veo la geometría de las cabezas, de las caras, giran, vuelven a mirar por unos segundos, dan la vuelta y se van”, relató Hönninger.

El paleontólogo aseguró además que dos o cuatro minutos después de este encuentro, detrás de la loma apareció una nave más pequeña que de inmediato alza vuelo y se pierde en el cielo nocturno de Ica. Hönninger logró tomar esta fotografía de este último momento.

Fuente: www.mundooculto.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.